Directorio Marítimo
Buscar
opener
Por favor presione el icono lateral para accesar a las opciones de navegación close

Astilleros

Los buques invariablemente empiezan su vida como una pieza de acero. Pasar de este modesto comienzo a convertirse en los enormes buques que hoy día cruzan los mares es la labor que llevan a cabo artesanos especialistas del metal y mecánicos en Astilleros de todo el mundo. Estas factorías pueden construir y reparar todo tipo de buques mercantes, buques militares, buques de crucero, yates, etc. Los astilleros modernos construyen los buques en diques secos, también conocidos como diques de construcción, donde se ponen a flote una vez terminada la construcción. La nostálgica estampa de la botella de champagne que se estrella en la proa del buque y éste se bota deslizándose por una grada inclinada hoy día se ve raras veces. Además del dique o diques, los astilleros reúnen un conjunto de talleres, grúas, instalaciones de pintura y amplias zonas para prefabricación de bloques. Una experta gestión y organización de su personal e instalaciones son fundamentales en el proceso de construcción naval, ya que la construcción de un buque típico supone el montaje de millones de piezas y el empleo de muchos trabajadores, buena parte de los cuales suelen ser subcontratados. Sólo algunos procesos de la construcción naval se prestan a la automatización, lo que hace que la construcción naval siga siendo una actividad intensiva en mano de obra especializada. La construcción de un buque requiere entre 300.000 y 1,5 millones de horas x hombre y puede durar desde 6 a 9 meses para un buque de carga seca a 2 años o más para un gasero o un buque de crucero.