Directorio Marítimo
Buscar
opener
Por favor presione el icono lateral para accesar a las opciones de navegación close

Gases licuados

Los gases son una de las cargas más complicadas para su transporte por mar y, para facilitarlo, se convierten al estado líquido, ya sea por enfriamiento o por altas presiones, o por una combinación de ambas. De este modo pasan a tener las mismas características que las cargas líquidas, lo que simplifica mucho su carga, descarga y transporte. Este proceso, conocido como licuefacción, reduce el volumen del gas nada menos que 600 veces y plantea sus propios retos a los buques que lo transportarán, dado que es preciso mantener el gas en estado líquido durante todo el viaje. Para ello, los buques Gaseros deben disponer a bordo de sistemas complejos de enfriamiento o presurización. Como resultado, se trata de buques muy especializados y considerados con frecuencia como los más complejos tecnológicamente de todos los buques mercantes. Por ello vienen a costar del orden del doble del precio de un petrolero del mismo tamaño. Los gases que más se transportan por mar son propano o butano (conocidos como LPG) (link to gas in dictionary) o metano (conocido como LNG) (link to gas in dictionary) y se utilizan para diversas aplicaciones, desde combustibles favorables para el medio ambiente o propelentes en aerosoles y para procesos de la industria química.