Directorio Marítimo
Buscar
opener
Por favor presione el icono lateral para accesar a las opciones de navegación close

Financiación

Un petrolero VLCC (Very Large Crude Carrier), tiene unos 350 m de eslora y su precio en el mercado supera con creces los 100 millones de dólares. Ésta es una cifra muy grande ya de por sí, pero algunas veces los armadores encargan incluso varios de estos buques conjuntamente, por ejemplo en grupos de 7 o más, de modo que el precio total de una operación de este tipo puede superar los 1000 millones de dólares. Pocas empresas pueden tener esa cantidad de dinero lista para invertirla (aunque, sorprendentemente, ¡algunas empresas la tienen!), de modo que la mayoría tienen que estudiar distintas formas de financiación. Para financiar la compra de un buque, o de cualquier otro activo, los armadores deben recurrir a bancos u otras entidades financieras especializadas en la gestión de dinero y créditos y en la captación de capital. La primera elección son casi siempre los bancos internacionales, que disponen de especialistas que pueden recomendar las estructuras financieras más adecuadas y disponer los contratos correspondientes. Sus servicios se pueden clasificar, a grandes rasgos, en financiación hipotecaria, financiación estructurada para necesidades más específicas y financiación empresarial. Algo muy importante para un sector verdaderamente internacional como el marítimo es que dichos bancos pueden aportar financiación en cualquiera de las principales divisas mundiales y ofrecer productos financieros derivados a la medida de las necesidades del sector. Tradicionalmente, los mercados de financiación de buques se han concentrado en Alemania, Chipre, los países nórdicos y Grecia, pero Asia ha aumentado mucho su peso en los mercados marítimos y también en su financiación.