Directorio Marítimo
Buscar
opener
Por favor presione el icono lateral para accesar a las opciones de navegación close
open close

Gestor Naval

¿En qué consiste el trabajo de un Gestor naval? La operación de buques es una labor muy especializada, que hoy día es cada vez más frecuentemente realizada por gestores independientes que por el propietario del buque. Los gestores navales generalmente no poseen buques, sino que firman un contrato con los propietarios para operar y gestionar eficientemente sus flotas.

open close

Roles

¿Qué clase de trabajo tendré que hacer? El contrato entre un gestor naval y un propietario puede variar desde simplemente aportar la tripulación del buque, hasta una gestión completa del mismo, incluyendo la compra de respetos, mantenimiento técnico, e incluso las operaciones comerciales, etc. Los gestores navales también aportan regularmente a los propietarios informes financieros y técnicos sobre los buques que gestionan. También los honorarios de un gestor naval dependen del nivel de gestión que realicen por cuenta de los propietarios. ¿Dónde podré trabajar? Las compañías independientes de gestión naval operan en todo el mundo, aunque hay una concentración importante en Chipre. La competencia entre ellas es muy fuerte, lo que promueve la innovación y proporciona oportunidades profesionales para quienes estén interesados en trabajar en este sector. Normalmente, un gestor naval tiene un título de Oficial de Máquinas de la marina mercante o una cualificación equivalente y suelen haber navegado como Jefe de Máquinas o como Capitán. También se suele requerir experiencia de trabajo en tierra que acredite su capacidad en labores financieras y de gestión, así como para redactar informes escritos y para manejar aplicaciones informáticas. Su labor consiste en cuidar y operar los buques y e trata de una carrera profesional con buenas perspectivas profesionales para personas capacitadas y dispuestas a trabajar duro.

open close

Futuro

¿Cómo es de grande el sector? La operación de buques se ha convertido en una actividad cada vez más regulada y esta tendencia sin duda va a continuar. Esto exige disponer de gestores navales que puedan aportar las ventajas que se derivan de realizar compras de aprovisionamientos, combustibles y servicios (como el seguro) en cantidades mucho mayores. Los servicios marítimos son cada vez más especializados, lo que hace a su vez más necesaria la labor de gestores navales profesionales.